vs-millosEscrito por: Wbeimar Muñoz Ceballos.
El juego que comenzó a toda mecha, logró decantarlo Nacional a los 41’en una jugada en la que participaron Bernal, Farid, Rescaldani y al final MACNELLY TORRES para el 1-0. Hasta ese momento el local era más punzante y Vikonis apagó la euforia tribunera en disparos Arley, Rescaldani, Henríquez y Bernal, mientras Armani estuvo tranquilo en su caseta.

Millonarios mostró un sistema bien intencionado distribuído en líneas de 4-1-4-1, pero con malas ejecuciones. Su ataque se recargó sin éxito por la derecha y estuvo ciego al otro lado de la cancha. El bloque de vanguardia visitante presionó en zona de iniciación de Nacional , que se rebuscó siempre la salida hacia el medio con Bernal y la posterior conexión con Macnelly, Arley, Ibargüen y Rescaldani. Como resumen del primer tiempo Millonarios no tuvo ninguna jugada de peligro y Nacional se impuso en el trámite y el marcador por mejores técnica, talento y ataque.

La diferencia se justificó porque los de casa añadieron aceleraciones al toque, mientras los embajadores se hicieron previsibles en el avance. Un panorama que cambió totalmente en la primera media hora del tiempo complementario. Millonarios jugó con defensa adelantada, se hizo dueño del balón al que le dio más velocidad y comenzó a llegar con mucho filo. A los 5’Henao desperdició un penal y después Silva, Jonathan Estrada y el mismo Henao, no supieron finalizar jugadas de peligro inminente. Nacional con mucho orden y algunas angustias logró mantener el cero en su arco. Cerrando la noche, quienes asustaron fueron Ibargüen (tiro en el palo), Borja (mano a mano con el arquero) y Uribe (media distancia).

Millonarios no acertó con los movimientos de Estrada (jugó muy lejos del arco de Armani). Amenazó con el empate, pero actuó de espaldas a la suerte. Sin embargo dejó una buena imagen, porque al comienzo no se refugió en sus trincheras y si bien es cierto no propició jugadas de riesgo, en el segundo período casi logra convertir sus sueños en regocijo. Así lo reconocieron los 35692 clientes del Atanasio que pagaron en taquillas $ 915’.456.000,oo.

Partido con detalles para resaltar: la buena noche de los arqueros, en particular el visitante. Proyectos atacantes a lado y lado de la cancha. Emociones en las áreas. Y un vencedor que justificó los 3 puntos por su mejores bordados y ofensiva en el primer segmento y por su defensa del segundo que conservó limpia la cabaña, pese al vendaval propuesto por el equipo bogotano.