vs-medellinEscrito por: Wbeimar Muñoz Ceballos.

Clásico cerrado y sin emociones en el primer tiempo. De ramilletes de llegadas en el segundo, que mantuvieron el alma de los hinchas en un hilo. Lo ganó Nacional pero también pudo haberlo sacado adelante el equipo de Leonel.

La diferencia la marcó el gol a 17’del final, en una jugada protestada por los defensas rojos. Arley Rodríguez lanzó un centro aéreo a los 16.50 mts. Borja estorbó el salto de Diego Arias (a nuestro juicio era falta) y en el rebote MACNELLY TORRES, encontró el arca de la alegría, en presencia de 41485 aficionados que abonaron en las arcas de Nacional 1067 millones de pesos.

Los 45’del comienzo solo registraron dos aproximaciones ofensivas por bando: Nájera y Bocanegra en un lado de la cancha y Caicedo y Didier en el otro. De resto fue un partido blindado por el Medellín con 4 defensas y 4 volantes (Hechalar hacía de cuarto hombre en el medio), para buscar después transiciones mal encadenadas. Con los doblajes de Marlon-Hechalar y Valencia-Arias, enlazó a los hombres de juego externo del verde y con el trío Mosquera-Arias-Didier, les anuló el accionar en la zona caliente. (Didier fue un pulpo de 10 brazos).

No hubo noticias del duelo Macnelly – Marrugo, porque uno y otro no tuvieron peso en la filtración de pases y sus cargos de gerentes de operaciones en las zonas de gestación, resultaron improductivos. El cuarteto Nájera-Henríquez-Bernal y Blanco, no dejó pasar a los rojos de la frontera del área. Nacional a la ofensiva, por su parte, careció de aceleraciones y movimientos oportunos al espacio. Total: un primer período con contabilidades de cero huevito, cero pollito.

Los protagonistas del clásico llevaron el toque como equipaje, pero no desempacaron en las áreas, en un período de relativa tranquilidad para Armani y David. Duelo ganado por los bloques defensivos y un 0-0 explicado en que hubo más derroche físico que juego.

Soltó las amarras el DIM en el segundo tiempo, con fútbol posicional y con mayores apoyos de Valencia, Marlon, Hechalar, Arias y la Goma. Nacional retrocedió unos metros y respondió con contraataques de buen calibre. Y la tarde ganó con la apertura de espacios (por momentos se jugó a tumba abierta) , la mayor velocidad en la entrega del balón, las reiteradas llegadas a las áreas y el gran duelo entre los arqueros.

DIM tuvo una posesión del 56% y Nacional del 44%. Cada uno tuvo 4 apariciones de peligro y se lucieron los guardias de las redes. Con el partido 0-1, el DIM no bajó los brazos. Mao estrelló un tiro libre en el palo (88’) y Cortés en un mano a mano (90’) le reventó el pecho al guardarredes argentino. Eran minutos en que Nacional jugaba con 5 defensas, para trancar su arco tambaleante. Una jornada de despliegues ofensivos, pero con Macnelly acertando y los hombres del Medellín sin encontrar el punto final de las jugadas.

Los hinchas de Nacional se fueron felices. Los del Medellín aún perdiendo, aplaudieron a su equipo, al comprender que murió de pié sin arriar sus banderas en el campo de batalla.